domingo, 8 de agosto de 2010

Tacuates


El grupo étnico tacuate se localiza en la región de la Mixteca de la Costa, concretamente en los municipios oaxaqueños de Santiago Ixtayutla y Santa María Zacatepec, especialmente en éste último, que colinda al norte y al este con el distrito de Putla, al sur con el distrito de San Pedro Amuzgos y al oeste con el estado de Guerrero. Este grupo de indígenas de origen mixteco, como ellos se identifican, aún conserva muchas de sus tradiciones ancestrales, entre ellas su idioma, el Tecuate, variante del idioma mixteco. La palabra que los identifica, Tacuate, proviene del vocablo náuatl Tlacoatl: tla es igual a tierra y coatl a serpiente, culebra. Se dice que "los de razón" o mestizos como no podían pronunciarlo comenzaron a llamarlos tacuates.

La historia de este pueblo, según la antropóloga María del Carmen Castillo Cisneros, cuenta que en el año 700 de nuestra era dos reinos intentaron dominar la Mixteca: Tilatongo en la Mixteca Alta y Tututepec la Mixteca de la Costa. Sin embargo, fue a partir del año 1000 cuando el señorío de Tututepec remonta sus orígenes, a raíz del gobierno de 8 Venado "Garra de Tigre". Durante el tiempo que duró en el poder este gobernante originario de Tilantongo, 1063 a 1115, se unificó la región mixteca a través de alianzas matrimoniales, extendiéndose hasta el reino de Tututepec en la costa de Oaxaca. A 8 Venado "Garra de Tigre" le sucedió en el trono 4 Viento "Serpiente de Fuego", quien se había casado con una hija suya. El Hijo del matrimonio, 11 Tigre "Tláloc Muro de Fuego" fue su sucesor, pero antes de sucederle, su padre, y según El Lienzo de Zacatepec, en el año 1120 lo envió en una expedición que se convirtió en una peregrinación religiosa. De esta expedición que realizó, acompañado de sus dioses protectores, nació la dinastía zacatepeana, cuando fue reconocido por los nobles de la región.

11 Tigre continuó su viaje para reconocer y deslindar los terrenos que pertenecerían al reino de Zacatepec. Pero fue su hijo, 7 Lagarto "Tláloc Sol" el que fundo Yucasututa y Zacatepec, el día 9 Movimiento de 1188, aunque quien realmente eligió el lugar para fundarlo fue 11 Tigre, a 15 millas al suroeste del pueblo actual, entre los ríos Atoyaquillo y Reforma, cerca del Cerro de la Campana. El Impero prehispánico de Tututepec se extendió desde la actual frontera de Oaxaca-Guerrero hasta el área entre Huamelula y el Istmo de Tehuantepec en el Océano Pacífico y 80 kilómetros hacia el norte. Sobre el cacicazgo de Tututepec se estima que se mantuvo políticamente independiente del expansionismo del centro de México y que continuó así hasta la llegada de los españoles.

La organización geográfica que impusieron los conquistadores en la llamada Nueva España dejó al pueblo de Zacatepec en manos del corregidor de Tututepec, sin embargo, en 1534 éste renunció y quedó un corregidor para Cuahuitlan y, en 1544, otro para Xicayán donde se supondría que acomodarían a Zacatepec como tributario. Se sabe que Zacatepec pasó a formar parte de la jurisdicción de Justlahuaca y que en 1580 el corregidor Andrés Aznar de Cózar mandó a España una relación de los pueblos que eran de indios, en la cual Zacatepec aparecía reflejado.

En 1582 quedó abolida la jurisdicción de Cuahuitlan y en adelante fue el corregidor de Xicayán el administrador de esta región como de las cabeceras vecinas. En el siglo XVII, dicho corregidor, trasladó su residencia a Xamiltepec, adquirió el dominio de Zacatepec y se amplió en la región de la costa. Hasta mediados de este mismo siglo, el pueblo tacuate mantuvo su singular identidad política, lo que ahora da origen a una ideología étnica distintiva. Con esta base, a los tacuates, se les puede considerar un grupo étnico organizacional, en términos de Barth, diferente del grupo etnolingüístico mixteco, a pesar de su participación en la tradición lingüística y cultural mixteca.

En esta área donde se localizan al pueblo tacuate, los misioneros dominicos comenzaron la evangelización en 1529 y a partir de 1536 es cuando se establecen los primeros corregimientos y encomiendas. Comenzó la ocupación de tierras y los indígenas entraron en contacto con una cultura diferente que originó un proceso de cambios y con ellos la destrucción de sus estructuras sociales y religiosas. Aparecieron las nuevas enfermedades, epidemias, guerras... y con todo ello comenzó a menguar la población indígena drásticamente, hasta un 50% o 60% aproximadamente. Mas tarde llegaron otros problemas para la región, que dieron paso a participar en la Guerra de la Independencia, en la Reforma, en la Intervención Francesa y, de una manera importante, en la Revolución, del lado de los Agraristas en 1910.

La economía de este grupo étnico se basa en la agricultura de subsistencia. Sus cultivos son de maíz, frijol, chile, sandia, melón, pepino, jamaica, cacahuate, jitomate, calabaza y frutales como mangos, mamey, aguacate, anona, chirimoyas, guayabas, limón, coco y la palma para tejer petates; también se cultiva forraje para el ganado. La ganadería que se practica es para el autoconsumo y exportación al interior del país, principalmente ganado vacuno, aunque también se cría el caprino y avícola, que se suelen vender en el mercado local. De igual modo la artesanía tiene su importancia, en la elaboración de textiles de algodón huipiles, rebozos y mantelerías.

Aunque los tacuates son mayoritariamente católicos, también mantienen, conservan y practican sus costumbres ancestrales. Mantienen vivo el concepto de hombre sabio, "Raja a tatan" o Nagual, un personaje que más que curandero ejerce de guía espiritual. Como para muchos de los pueblos antiguos de Oaxaca, los hongos alucinógenos son un vehículo milenario de contacto con otros mundos y estado de sus antepasados en sus creencias místicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario