viernes, 2 de abril de 2010

Mexicas


De todos los temas referentes a la historia de Mesoamérica, la de los mexicas, junto a los mayas, son los más estudiados, quizás porque al respecto se conservan muchas fuentes documentales, arqueológicas y testimonios que se hicieron posteriormente a la Conquista de México. A los mexicas se les confunde o conoce, especialmente en occidente, por el nombre de aztecas, no obstante, el pueblo mexica fue uno de los tres pueblos que conformaban el imperio azteca, junto a Tlacopan y Texcoco. Sin embargo, cabe destacar que los mexicas no se llamaban a sí mismos de esta manera, si no que se produjo por una confusión o mala designación posterior a la conquista, en las crónicas posteriores les llamaron con el término de mexicanos o los de México.

La etnohistoria mexica cuenta que eran una de las tribus nahuas del norte árido que llegaron a la cuenca de México, la leyenda cuenta que realizaron un largo recorrido desde el mítico Aztlán, o Aztatlán, "lugar de garzas o de blancura", posiblemente situado en una isla de la laguna de Mexcaltitlán en la costa del estado de Nayarit. La salida fue entre los años 890 y 1111, un largo recorrido en el atravesaron primero algunas regiones del norte de Jalisco, para después seguir el curso del río Lema, entre Guanajuato y Michoacán. Su peregrinación se completó cuando llegaron a un islote al poniente del lago Texcoco, hoy desecado prácticamente y donde se asienta la actual ciudad de México, en el que vieron una serpiente y un águila luchar sobre un nopal, tal como se los anunció el dios de la tribu, Huitzillopochtli. En este islote fundaron México-Tenochtitlan en el año 1345, que significa "donde está el nopal silvestre", estudios recientes han demostrado que previamente los mexicas se establecieron en varias poblaciones, e incluso antes fundaron otras ciudades como fue el caso de Huixachtitlán. Cuando los mexicas o tenochcas, como también eran conocidos, llegaron a la cuenca de México ya estaba ocupada por otras tribus y tuvieron que someterse al señorío de Culhuacan, gobernado por descendientes de los toltecas. La aceptación del asentamiento final se dio con Azcapotzalco como altepetl supremo, tributándole periódicamente y obligados a obediencia.

En 1357 otro grupo mexica se estableció en un islote contiguo y fundaron Tlatelolco, también sometidos al señor de Azcapotzalco. Ténoch, el caudillo-sacerdote que auspició la fundación de Tenochtitlan y que le dio su nombre, junto al de México, en honor de Huitzllopochtli o también conocido como Mexitlí, conservó la suprema autoridad hasta su muerte en 1369, dos años después de que los mexicas conquistaran Culhuacán en provecho del señor tapaneca Tezozómoc. Éste decidió convertir a los tenochcas en sus socios, que hasta ese momento eran soldados mercenarios, y de igual manera a los tlatelolcas, que habían conquistado Tenayuca en 1371, los dos alcanzaron el rango de señoríos, Tenochtitlán y Tlatelolco. Tezozómoc y sus aliados mexicas conquistaron Texcoco en 1418, la que entregó dos años más tarde al tirano de Azcapotzalco Chimalpopoca, que cuando subió al trono permitió que los tenochcas disfrutaran de situación privilegiada, lo que no sentó nada bien a los tepanecas. Nezahualcóyotl, mientras tanto, que había estado viviendo exiliado entre los huejotzingas y tlaxcaltecas desde que perdiera su trono, Texcoco, en 1418, consiguió ayuda militar de ellos, con los que había trabado amistad, y celebró una alianza con Itzcóatl, y junto a los tenochcas o mexicas, que se sentían resentidos por los agravios de Maxtla a Chimalpopoca, emprendió una lucha contra Maxtla que gobernaba Azcapotzalco en 1427.

Aunque había caído la capital de los tapanecas y Nezahualcóyotl e Itzcóatl eran ahora aliados del señor tapaneca de Tacuba, tuvieron que continuar luchando contra otros señoríos que habían formado parte del imperio derrotado. En 1431 Nezahualcóyotl recuperó su trono y tres años más tarde se constituyó la triple Alianza, entre los señores de Texcoco, Tenochtitlan y Tacuba, dando paso al Imperio Azteca, se repartieron los territorios y establecieron el convenio que estipulaba los tributos que debían de pagar los futuros pueblos conquistados: dos quintas partes a Texcoco, la misma cantidad a Tenochtitlan y sólo una parte a Tacuba.

Los mexicas llegaron a convertirse en el centro de uno de los Estados más extensos que se dio en Mesoamérica. Cuando llegaron los españoles, los mexicas o tenochcas, no eran buenas relaciones las que mantenían con los altépetl sometidos, debido a las fuertes cargas tributarias que les imponían. La situación existente fue aprovechada por los europeos cuando llegaron en 1519, que rápidamente establecieron alianzas con los zempoaltecas y los tlaxcaltecas. Tras la caída de México-Tenochtitlan, la élite gobernante mexica fue sometida e integrada gradualmente a la sociedad colonial, recuperando sus cargos y privilegios muchos de ellos.
El pequeño islote donde se fundó Tenochtitlan fue ampliado artificialmente de forma sucesiva, hasta quedar unida a los islotes de Tlatelolco, Nonoalco, Tultenco y Mixhuca, mediante ingeniería hidráulica de rellenos, pilotes y canales internos, diques contenedores de agua y puentes, hasta alcanzar los 13,5 kilómetros cuadrados. La ciudad de Tenochtitlan, según estiman los historiadores, podría haber tenido una población entre 80.000 y 230.000 personas, lo que la situaba por encima de las grandes ciudades de su época en el resto del mundo, París, Venecia o Constantinopla.

* Consultar Aztecas



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada