martes, 22 de septiembre de 2009

Achires y Guasaves

De los achires y guasaves, o tamazules, es poco lo que se conoce. Los montículos de conchas y depósitos de restos marinos que se encuentran, sobre todo en las zonas costeras de la región de Guasave, es de las pocas pruebas de su existencia que nos quedan. Sin embargo, a pesar de su incultura aparente, en las cuevas existentes en la bahía de Navachiste podemos encontrar reflejado en sus paredes la expresión que dejaron plasmada, los sentimientos de admiración por la naturaleza. En ellas nos dejaron pintadas las figuras alusivas a fenómenos naturales, al sol, al hombre y algunos animales. Tantos unos como otros se perdieron sin apenas dejar testimonio de sus existencias, aunque se cree que se fueron mezclando e incorporando a otros grupos más desarrollados.

Los dos grupos eran nómadas, vivían a la intemperie y no conocían la agricultura. Y su lenguaje no pertenecía a ningún otro grupo indígena del estado mexicano de Sinaloa. Los achires habitaron en la zona costera de los municipios de Angostura, Navolato, Elota y parte de San Ignacio; aunque la desembocadura de los ríos Culiacán, San Lorenzo y las playas cercanas al río Elota, también se pueden considerar parte de su territorio. Fueron un grupo aguerrido cuando se trataba de defender sus propiedades, pero también se le tiene por un pueblo pacífico y afable, tuvieron disputas con otros grupos vecinos, los Tahues y Acaxees, especialmente por la sal, pues ellos eran los dueños del territorio donde se situaban las salinas. Tanto unos como otros siempre salieron derrotados por los achires, pues eran buenos en el manejo del arco y las flechas.

Por parte de los guasaves o tamazules no se aprecian diferencias evidentes en su comportamiento y costumbres con respecto a los achires, quizás porque no es mucho lo que se puede comparar entre los dos grupos étnicos. Habitaban al norte de los achires, en la región costera del municipio de Guasave y un poco en la parte norte del municipio de Angostura. Al igual que sus vecinos del sur basaban su alimentación en la pesca, en el pescado, almejas y otros mariscos, que extraían de las marismas y esteros por donde vagaban; en las iguanas, culebras y ratas, que cazaban en el campo, y de raíces de camotes y sayas, así como de otros frutos silvestres que recolectaban, guayabas, pitahayas, guamúchiles, papachis, etc.

Su estatura, elevada, y superior a la de cualquier otro grupo de indígenas, fue una peculiaridad que sorprendió a los españoles, y aunque no cosechaban el algodón o el maguey, como otros grupos, sí desarrollaron gran habilidad para el tejido de petates, con lo que se protegían de las inclemencias del sol y les servían como lecho. Sabían tejer la paja y el tule para fabricar cestos y pequeñas balsas para navegar en las inmediaciones del litoral, por donde deambulaban en bandas integradas por individuos emparentados. Entre ellos no existía estratificación social alguna, aunque a los adultos y mayores le reconocían cierta autoridad. Su religiosidad era simple, semejante a la de los cahitas, que creían en un ser superior y lo personalizaban en las fuerzas naturales, el viento, el mar, el rayo, la tierra y el agua, a las que ofrendaban para pedir buena pesca y copiosas recolecciones de frutos de la tierra; los chamanes curanderos también ocupaban un papel importante dentro del grupo étnico.

Como expongo al principio, no son muchas las referencias que quedan de estos dos pueblos indígenas ya desaparecidos, y al igual que en otras ocasiones, decidí incluirlos a los dos, a los achires y los guasaves o tamazules, por su cercanía, tanto en territorio como en costumbres, porque sería casi calcar lo dicho de uno en el apartado correspondiente al otro. Para dar fin a esta mirada por estos grupos étnicos incluiré una referencia que sobre los achires hace Luís Navarro García en su libro Sonora y Sinaloa en el siglo XVII. "Un cuarto de legua más abajo de la villa de Culiacán, se une al Tamazula el río de Humaya, y de la junta se forma un poderoso brazo de agua que va a meterse en el mar catorce leguas adelante, en la llamada provincia de los achires. La tierra de los achires tenía su principio en el pueblo de Guachimeto: de aquí al mar había diez leguas de despoblado, "y en ella anda una nación de indios desnudos que llaman achires, que ni tienen población, ni siembran, ni cogen, porque toda su ocupación y contratación es en la pesca del mar que hacen en el puerto de Guayabal". De los achires no volvemos a saber hasta 1672, fecha en la que, tras haber estado reducidos a pueblo en alguna de las misiones jesuíticas de la vecina provincia de Sinaloa, se habían vuelto a sus marismas y pesquerías".







http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

15 comentarios:

  1. antonio,y no me sorprende la versatilidad de tu trabajo...es es estupendo!
    gracias por pasear por mi blog
    lidia-la ecriba
    www.deloquenosehbla.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Estimado anónimo, me hubiese gustado publicar tu comentario, pero los anónimos me parecen una falta de respeto. Te animo e invito a que hagas tus comentarios con nombre de usuario. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Antonio, crees que exista en Guasave alguna comunidad que conserve rasgos de los guasaves, es decir algunas tradiciones, objetos etc.. conoces alguna? me interesaría hacer una invetigación al respecto

    ResponderEliminar
  5. Saludos Liliana.
    En primer lugar agradecerte que visites Centzuntli.
    En cuanto a la pregunta que me dejas en el comentario no podría responderte con fiabilidad. No lo sé, me resulta difícil aceptar la posibilidad de que existiera un reducto guasave. De todas maneras se me ocurre que lo mejor es que te dirijas al municipio de Guasave, al departamento de cultura, si existiera alguna información adicional al respecto, sin duda, ellos estarían al corriente.

    ResponderEliminar
  6. Christian Beltran18 de mayo de 2011, 9:16

    Disculpa Antonio, de casualidad no sabras desirme en que periodo fue que los Guasaves existieron?

    ResponderEliminar
  7. Hola Chistian, ante todo gracias por visitar Centzuntli. Aunque las características de estos grupos étnicos, que no conocían o practicaban la agricultura y su forma de vida era nómada, podría incluirlos en el Formativo o Preclásico, incluso hasta en la última etapa del Lítico, lo cierto es que tuvieron contacto con los españoles y eso los sitúa al final del Posclásico, aunque no queden muchas referencias de ello. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  8. Hola;muy interesante y completa la informaciòn pero contaban con alguna festividad o danza?

    ResponderEliminar
  9. Supongo que sí, Magda, pero si ya me fue complicado encontrar información básica imaginate entrar en otros detalles. La única manera de averiguarlo es imaginándolo, buscando estas características en otros pueblos de la región con los que estuvieran relacionados. Piensa que las fuentes de información que nos llegan de la mayoría de los pueblos prehispánicos es por parte de los cronistas de la Conquista, anteriormente no quedaron registradas las costumbres salvo en algunos pueblos y siempre oralmente.

    ResponderEliminar
  10. Buen dia Antonio,muy interesante la informacion.Estoy buscando diccionarios de lenguas nativas de sinaloa,no encuentro mucha informacion.Tendras algunos links que me pases?
    muchas gracis!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alejandra;
      También a mi me resultó complicado encontrar la información que buscas. No puedo satisfacer tu petición pero, si te sirve de algo, en las web oficiales de los municipios donde se concentran la mayoría de los componentes de las etnias puedes encontrar información interesante relativa al tema o como mínimo pistas que te lleven a ello. Saludos.

      Eliminar
  11. Efrain Payan Cazares16 de enero de 2013, 21:11

    Hola Antonio me parece muy interesante la informacion que publicas en el Blog, me interesa tambien saber si tienes algo referente a los Achires que segun se, habitaron el litoral sinaloense, me interesa en especifico para Angostura.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Efrain. Gracias por tus comentarios. Sobre estos pueblos ya desaparecidos o fusionados con otros del periodo Lítico no queda mucho y casi todo son suposiciones. Ten en cuenta que dejaron muy pocas muestras salvo los montículos de conchas y algunos detalles más donde los arqueólogos puedan profundizar sus investigaciones. De todos los pueblos indígenas recogidos en el blog los correspondientes a los achires y guasaves los publiqué juntos por la similitud entre las dos etnias y la poca información que encontré.
      Saludos.

      Eliminar
    2. falta la vestimenta

      Eliminar
  12. no viene toda la informacion..............................

    ResponderEliminar